Cuando la xa’anil naj sucumbe a la presión de la mampostería

Compartido

Cuando una vivienda de concreto se impone, se pierde la vinculación con la tierra: esa materia que se extiende desde el suelo acompañada del zacate, para formar la carne y piel de la arquitectura vernácula.

Cuando el concreto se impone, los huesos de la casa maya desaparecen: el kololche’ no sostiene más el cuerpo de la casa, los bejucos dejan de ser sus tendones y el concepto de amarrar pierde uno de sus saberes mayas ancestrales.

Cuando el concreto se impone, ya no se escribe uno de los códices mayas más antiguos, amarrado a los nombres de las maderas de la casa maya: historias del Popol Vuj, el simbolismo de la tortuga, el cuerpo, cabeza y espalda de la casa se desvanecen de la memoria del pueblo maya.

Cuando el concreto se impone, el cosmograma de la casa de los mayas ya no se traza, los cuatro rumbos no se distinguen y el centro donde se ofrenda y se arraiga a la tierra ya no existen.

Foto Bernardo Caamal / Una casa maya en el sur de Yucatán

Cuando el concreto se impone, los saberes para amarrar la casa ya no serán aprendidos por los niños; los escenarios de aprendizaje no existirán más y la sabiduría milenaria se desvanecerá con los últimos Maestros K’aax Naj.

Cuando el concreto se impone, el paisaje natural cambia, los cerros desaparecen bajo el extractivismo y el paisaje cultural se transforma de solares arbolados, a lotes que integran planchas de concreto.

Cuando el concreto se impone, los saberes del solar no tienen cabida, la autosuficiencia alimentaria se reduce, la naturaleza es desplazada y el agradecimiento a los dueños del monte, del viento y del agua ya no es posible.

Cuando el concreto se impone, esta otra forma de vivir en la casa y el solar maya empieza a empobrecer; el capitalismo gana con los modelos de viviendas de interés social y la calidad de vida en los solares mayas es suplantada por la aspiración a un falso desarrollo.

Huesos y tendones de la casa maya
"Cuando el concreto se impone, los huesos de la casa maya desaparecen: el kololche’ no sostiene más el cuerpo de la casa, los bejucos dejan de ser sus tendones y el concepto de amarrar pierde uno de sus saberes mayas ancestrales"

Cuando el concreto se impone, la casa de los mayas empieza a morir, su solar se convierte en lote y la filosofía maya para habitar el territorio se desvanece, como la niebla de las mañanas húmedas cuando el sol empieza a calentar.

Muchas cosas se han impuesto al pueblo maya, muchas otras se están imponiendo ahora. Se contamina la morada de Cháak, se devasta la riqueza de Yuum k’áax, las aves ya no pueden extender las alas en los brazos de Yuum Iik’, el territorio maya se desconfigura ante rieles que transportaron vidas en opresión.

Cuando el concreto y otros pensamientos ajenos se imponen, en el pueblo maya nacen caudillos que despiertan el entendimiento y proclaman el caminar unidos.

Texto leído por su autor en el foro “Justicia, Impactos socioambientales y políticas públicas" que tuvo lugar el 2 de marzo de 2020, en el auditorio del Cinvestav, en Mérida, Yucatán.

Aurelio Sánchez Suárez

Dr. Aurelio Sánchez Suárez, CIR Sociales, UADY

Deja un comentario

scroll to top