Mayas representan una historia sobre los temidos Wáay

COMPARTIDO
Un dibujo que muestra a seis wáay en una danza frenética (prestada en esta web http://research.famsi.org/schele_list.php?_allSearch=sacrificios&hold_search=)

Un dibujo que muestra a seis wáay en una danza frenética (prestada en esta web http://research.famsi.org/schele_list.php?_allSearch=sacrificios&hold_search=)

Una pieza teatral que se estrena esta semana en Mérida pone de nuevo en la mesa el temido tema de los Wáay, extraños personajes de la cultura maya que se convierten en animales en las noches y salen a cometer fechorías.

Programada dentro de las celebraciones de Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto), la representación tendrá lugar este miércoles 19 de agosto en el teatro Felipe Carrillo Puerto de la UADY (frente al teatro Peón Contreras), a las seis de la tarde, y la entrada es completamente gratuita.

La historia, que será hablada completamente en lengua maya, cuenta las peripecias de un joven ingenuo que se enamora de una mujer hermosa pero que ignora que ella pertenece a una familia de wáay. En una ocasión la chica lo lleva al sitio secreto en donde se reúne la familia ciertas noches y, sin permiso de los padres, convierte al joven en un wáay, lo que le merecerá a ella un duro castigo.

“Una fortaleza de la historia es que la encarnan ustedes mismos, ustedes que son los mayahablantes y su trabajo hay que pensarlo como un homenaje a su cultura”, observa Manu Fajardo a los noveles actores, mientras los ayuda en los ensayos de la puesta en escena. “La sola lengua maya ya tiene de por sí una fuerza poderosa; es bellísimo”, los anima el coreógrafo, experto en las artes de la escenificación.

La pieza, que se titula La danza de los Wáay, es la versión modernizada de un tema más amplio que está en desarrollo para otras historias. “Versión modernizada” porque el asunto de la historia, que es antiquísimo, es ajustado a un formato poco explorado en el llamado teatro comunitario maya.

Un wáay es un hombre con poderes mágicos que tiene el poder de convertirse en un animal de su preferencia y salir luego a pasear solamente o también a cometer maldades.

En la arqueología se ha documentado estos misteriosos personajes, pues son una parte esencial de la cultura maya milenaria.

No obstante, estos personajes de la noche existen vívidamente en la mente de los mayas actuales y como tales existen aún en los pueblos mayas.

La pieza incluye música en vivo ejecutada por dos integrantes del grupo Teponaztli, Ricardo Castillo y Juan Carrillo.

La ONU estableció esta celebración de las culturas indígenas el 23 de diciembre de 1994.

scroll to top