El Xok k’iin de los mayas, vigente a pesar del temido cambio climático

Por BERNARDO CAAMAL Itzá, periodista comunitario

semillas

Semillas nativas en una feria de la semillas organizada por campesinos del sur de Yucatán

Los resultados del Xok k’íin o cabañuelas 2016 pronostican lluvias abundantes durante este junio en curso, pero irán disminuyendo de intensidad en los siguientes meses hasta llegar a una significativa sequía canicular durante julio y agosto.

Asimismo, la aparición de halos lunares y solares (observados por primera vez en muchas décadas en el sur) que se tiñen ligeramente de color rojo nos hacen temer la llegada de un chak iik’al o huracán a nuestra región.

Aunado a este pronóstico, la disminución de las lluvias podría favorecer que se activen plagas, como los gusanos que afectan al maíz, lo que empeoraría un panorama donde el desarrollo de los cultivos ya ha sido impactado por haber habido más días soleados. Es por eso, que el equipo que monitorea el Xok K’iin aconseja a los milperos que se guíen de los pronósticos y haciendo caso a los pronóstico de corto plazo.

En sus milpas que no siembren una sola variedad de maíz pues en las actuales circunstancias es importante usar gran parte de los maíces de ciclo corto (2 meses), mediano plazo (2 meses y medio) y cultivar poca superficie a los de largo plazo (más de 3 meses).

Hasta el momento, los pronósticos del Xok k’iin 2016 se ha estado cumpliendo lo que muestra la vigencia de este sistema de observación milenaria que sigue generando resultados interesantes para los productores de la región, muy a pesar del cambio climático que ha trastornado el medio ambiente.

Es por eso que sugerimos a los milperos de cada municipio, que realicen sus propias observaciones del Xok k’íin desde el lugar donde viven y trabajan. Si consideramos que más del 90% de lo que producen las milpas depende de la humedad del temporal lluvioso, significa que es vital este modelo que estamos desarrollando para el uso adecuado de las semillas nativas según sus requerimientos de humedad.

La observación del xok k’íin o cabañuelas mayas es un trabajo comunitario que hemos estado haciendo desde hace más de ocho años, durante los cuales hemos desarrollando un modelo de predicción de acuerdo con los saberes de nuestros pasados.

El presente pronóstico es válido para los municipios de Tekax, Tzucacab, Oxkutzcab, Maní, Teabo, Chumayel, Cantameyec, Yaxcabá, Tahdziú, Chikindzonot y parte de José María Morelos, Quintana Roo.

El registro, análisis y la presentación gráfica del xok k’íin, constituye una herramienta básica en el manejo de las semillas nativas y de las milpas, y recalcamos que este trabajo lo desarrollamos con recurso propios,

Este año de 2016 el proyecto es presentar los resultados en un tríptico y en un libro, y compartir gran parte de los materiales generados.

El Xok k’íin ayuda a planear la agricultura y a obtener los alimentos (un ejemplo de esto, las decisiones que tenemos antes de realizar el cultivo o el trasplante de algunos cultivos, al final lo que queremos es minimizar la mortandad de las plantas), sino que independientemente a los avances tecnológicos en el pronóstico del estado del tiempo, los saberes mayas aún se mantienen vigentes. Mérida, 10 de junio de 2016.

Interesados en comunicarse: arux_kat@hotmail.com

Top