Cuento maya que ganó el “Alfredo Barrera Vásquez” reivindica a las feministas

Pedro Uc Be recibe su galardón, el viernes 22 pasado, en el marco de la Filey 2019

Con su cuento Xtáabay Iiik’ in na’ (Mi madre es Xtáabay) el poeta Pedro Uc Be reivindicó el trabajo que realizan muchas mujeres para empoderar a la mujer.

Vive hoy entre nosotros la Xtáabay en las mujeres que trabajan por los derechos de las mujeres, a las feministas, que a menudo son calificadas como “feminazis”, dijo.

En la cultura maya la función de la Xtáabay es castigar a los hombres, avergonzarlos de modo que abandonen la violencia en el hogar, explicó.

Hacer que el hombre maya sienta vergüenza, avergonzarlo, es el mayor castigo que puede infligírsele, explicó el poeta al referirse al asunto del cuento.

Tres veces galardonado en certámenes literarios en Yucatán, Pedro Uc Be habló este viernes 22, a las 7 pm, durante la recepción de su cuarto premio, ahora el Alfredo Barrera Vásquez, que tuvo lugar en el marco de la Filey.

El rector José de Jesús Williams agradeció su participación porque es muy importante para la UADY.

Durante la Colonia, la Iglesia Católica satanizó nuestras creencias y nuestras costumbres como pueblo originario, recordó Pedro Uc.

La Xtáabay también fue satanizada. Fue considerada un demonio, una tentación, una seductora, una prostituta. En maya, una xchek’a’anpeel.

Sin embargo su actuación es pedagógica, porque al seducir a un hombre y llevárselo entre los henequenales y dejarlo ahí desnudo hasta que amanece “lo educa” para que cambie su proceder en el hogar, ante la esposa e hijos.

Pero igualmente la Xtáabay actúa cuando alguna vez un menor de edad se va de casa, huyendo, y aparentemente se extravía porque la madre se excedió en uno de sus castigos.

Cuando lo encuentran días después, sano y salvo, en el monte (protegido, se entiende), la madre jura no volver a ser tan dura.

De este modo actúa la Xtáabay en los pueblos mayas, según explicó Pedro Uc.

Y subrayó que hoy día, en las ciudades, la Xtáabay se manifiesta en las mujeres que realizan un trabajo a favor de las mujeres a pesar de las críticas que tienen que soportar.

Fueron 500 obras las que participaron en este XV Juegos Literarios Nacionales Universitarios, entre las cuales se contaron 15 cuentos en lengua maya.

Terminado el evento que tuvo lugar en el pabellón de la UADY en la Filey, las autoridades dieron por abierta la siguiente convocatoria, la edición XVI, que se fallará en febrero del año próximo y cuyos ganadores serán galardonados en la edición inmediata de la Filey, como ya es habitual.

La Xtáabay
Durante la Colonia, la Iglesia satanizó nuestras creencias y costumbres, y también satanizó a la Xtáabay, recordó Pedro Uc Be. Así que fue considerada un demonio, una tentación, una seductora, una prostituta, una xchek’a’anpeel.
elChilamBalam
scroll to top