Ana Patricia Martínez Huchim, impulsora de escritoras mayas

A la izquierda, Ana Patricia Martínez Huchim durante su participación en el II Encuentro de Escritores Mayas, en Bellas Artes, en Mérida, en 2017. De izquierda a derecha aparecen los poetas Manuel Ortiz, Briceida Cuevas, Pedro Uc Be y Donny Brito

A un año de que nuestra amiga Ana Patricia Martínez Huchim nos dejara físicamente –pero con la permanencia de su espíritu, de su óol, y a sabiendas de que hasta el día de hoy nos acompaña–, el Centro Cultural Miatsil Kuxtal y el Colectivo de Escritores Mayas Independientes organizaron la actividad “Recordando la vida y obra de Ana Patricia Martínez Huchim”, que empezó a las 7 de la noche del dia  27 de julio.

Al evento, que fue transmitido en vivo por Radio Yúuyum, acudieron amigos, conocidos y ex alumnos de la maestra para compartir fragmentos de la obra de nuestra amiga.

En un ambiente de confianza, cada uno compartió su experiencia de cómo habían conocido a la maestra, así como las obras que había dejado inconclusas. Una de las participantes dijo no haber conocido personalmente a la escritora, pero ésta había sido amiga de su papá –también originario de Tizimín–. Relató que su padre falleció justo una semana antes del fallecimiento de la maestra Patricia, lo que la motivó a conocer más acerca de la autora de El Corazón de la montaña.

Gran narradora, recopiladora, escritora, creadora y principalmente una motivadora para implementar proyectos para el fortalecimiento de la identidad del pueblo maya. “Recrear por escrito los sucesos que ocurren en los pueblos y a su gente es una vía para adentrarse a la cosmovisión y al quehacer de los mayas contemporáneos, donde la voz oral maya es imprescindible y debe seguir fluyendo en todos los espacios del Mayab milenario”. (Martínez: 2018)

Maestra, porque abrió muchas puertas para poder hablar del trabajo que realizamos en pro de la lengua maya. En 2006 con la revista “K’aaylay”, el canto de la memoria, pero también un canto al futuro del pueblo maya, en la que se publicaron textos para los que apenas incursionaban en el arte de la escritura, en la que mostraba la vida del pueblo maya. Un canto para el resurgimiento de la lengua maya. Cada 20 días, de acuerdo con el Tzolkin, nos deleitaba con narraciones, adivinanzas, poesías, sucesos de las comunidades, escritura de la lengua maya.

Recordamos su papel de recopiladora, con la publicación de la obra Cuentos enraizados (1997), auspiciado con fondos del PACMYC. Descarga aquí.

La recordamos como una mujer fuerte, una mujer impulsora de mujeres para que poco a poco fueran incursionado en espacios de la literatura. En el entorno, decía, había muchos hombres mayas que escriben, pero que también es importante se le dé voz a las mujeres. Esto nos refiere en sus dos libros “U k’a’ajsajil u ts’u’ noj k’áax”, Recuerdos del corazón de la montaña, a través del personaje de Xtuux, quien narra la vida de las personas en la época del auge del chicle.

A través de Xtuux narra las condiciones de como vivía la mujer (wixar parada, defecar en el monte; así como sobrevivían las prostitutas en las cantinas). Nos presenta una serie de poesías que revitalizan la lengua maya, paisajes y animales del monte. Nos permite hacer una reflexión sobre el abandono de trabajo de la milpa y cómo los jóvenes no lo valoran. En los textos se expresan frases como “Tun Tu’ubul in wiik’, xma’ k’a’ajsajile’en mixba’al in bilal”,“Sin recuerdos no valgo ni sirvo para nada”; choko ites,  toop a na’, xChe’k’a’am peel;  retoma personajes como muuts’, p’oot

Ana Patricia Martínez Huchim en un convivio con amigos en un domicilio particular, en Mérida

En Contrayerba,U yóol Xkaambak Jaw Xíiw. Tal como dice Ana Patricia Martínez al inicio: es un libro dedicado “Ti’ u k’a’ajsajil ko’olelo’ob kin tsibtik u beelo’ob, uti’al u k’ajóltal u muuk’il u kuxtalo’ob. A las mujeres, en que se recrea la vida de las mujeres mayas, curanderas, hierbateras, parteras, limosnera, pero también prostitutas.  Cada personaje tiene un nombre que representa su historia, cuenta cómo son vistas por la comunidad y juzgadas. Personajes como U chiich tusik, múul t’aanil, U bo’ol, U yaalak’o’ob, Xchocojo’ob, Xsaata óole’, U máatan, U kuuch Xkook. La voz de las mujeres en estas historias que muchas veces son condenadas o no se conocen, porque es más fácil juzgar a la mujer que a los varones. Condenadas o reconocidas, juzgadas. La carga cultural que cada una tiene. Nos hace reflexionar el rol de la mujer en nuestro contexto.

Como miembro fundadora, en 2017 Ana Patricia Martínez forma parte del colectivo “Xkusamo’ob”, con la idea de ir abriendo brechas a mujeres que puedan ser reconocidas con su trabajo; abrir espacios para la difusión. El trabajo se concretó en la antología “Sakalbil woojo’ob”, Palabras tejidas.

En este volumen Ana Patricia nos deleita con el cuento “U xaayak’ máasewal. El xaayak’ del indio – La ampolla de boca del indio”;a partir de un largo juego de difrasismos o paralelismos semánticos, mismos que son expresados en 34 frases entre un abuelo (Nool) y un nieto (Áabil). A la forma Xaakal u chi’ máasewal…. (Con la boca ampollada el indio….), abuelo y nieto le añaden verbos como hablar, preguntar, responder, gritar, conversar, cantar, insultar.

Pero también beber, comer, besar o fumar. El abuelo concluye: “Con la boca ampollada, ardiéndole, adolorida, aun tapándosela, el indio está hablando y su xaayak’ampolla al no-indio donde el dolor no se aguanta. Hijo: oye bien estas palabras y no las olvides: ‘El xaayak’ del indio es el privilegio de que los viejos y los jóvenes podamos conversar en la lengua de nuestros antepasados’”. Recordemos que xayak’udoes el apodo que usan los coloniales de turno para aquellos que hablan y tienen apellido maya.

Entre los principales mensajes que Ana Patricia nos transmite en sus últimas obras está implícito que las mujeres valen mucho y es importante abrir brechas, hay que escribir; la cultura y la lengua maya no hay que perderla. Por más que nos coma el monstruo, del chivo brujo y de nosotros depende dejar huella.

La perseverancia y lucha es siempre lo que nos debe animar a continuar y enraizar nuestros corazones para que el día que levantemos el vuelo como las xnuk xKusam, seamos voz viva en los corazones de los demás, como lo es ella hoy día.

MARÍA ELISA CHAVARREA CHIM

María Elisa Chavarrea Chim, originaria de Chumayel, es antropóloga y promotora de la lengua maya; escritora y funcionaria.

scroll to top