Fidencio Briceño: el bilingüismo fortalece al idioma maya

Fidencio Briceño Chel, en la biblioteca de INAH-Yucatán

Fidencio Briceño Chel, en la biblioteca de INAH-Yucatán

El futuro de la lengua maya yucateca dependerá en gran medida a su diversificación, como ocurre con cualquier lengua viva, contrariamente a lo que creen algunos que se atrincheran en el monolingüismo, afirmó esta mañana el lingüista Fidencio Briceño Chel, del INAH-Yucatán.

En el taller Lingüística y Epigrafía que imparte, junto con el arqueólogo Guillermo Kantún Rivera, en el I Simposio de Cultura Maya Ichkaantijoo que se realiza en la delegación del INAH-Yucatán, Briceño recordó también que el idioma maya peninsular es la lengua originaria que más se habla en México, contrariamente a lo que se afirma en los discursos oficiales que otorgan la mayoría al náhuatl, lo cual viene a ser otra “una imposición del centro”.

En el territorio mexicano hay 11 familias de lenguas, 68 agrupaciones y 364 variantes, aseveró el lingüista maya. La lengua maya de la Península de Yucatán (sin ninguna variante) es la más hablada con alrededor de 800 mil hablantes, mientras que el náhuatl (que tiene 30 variantes o dialectos) lo hablan un millón de mexicanos, agregó.

Además de la Península de Yucatán, el maya yucateco se habla en una parte de Belice y por alrededor de 50,000 emigrantes que viven en Estados Unidos, especialmente en San Francisco.

Estrictamente, nadie habla la “jach maaya”, es decir, una maya pura, porque por definición toda lengua vida es dinámica y cambiante. En la lengua maya, menciona Briceño Chel, hay un acercamiento constante a la diversidad. Por medio de “palabras prestadas”, la pluralización maya de voces en español y ajustes sintácticos que conservan los conceptos mayas, los mayahablantes inyectan vida y continuidad a la lengua maya actual.

“No hay que cuidar a los bilingües, hay que cuidar a los monolingües”, afirmó.

El bilingüismo, es decir: hablar maya y español, permite hablar hablar con facilidad una tercera lengua, como el inglés, precisó. No obstante, no basta hablar maya para luego hablar inglés, señaló. El monolingüismo es la fórmula para matar un idioma porque no permite que se expanda y evolucion, advirtió el autor de Los verbos del maya yucateco actual.

En su primera exposición, el día anterior, el estudioso y promotor de la cultura maya había puesto de relieve que la lengua maya debe comprenderse bajo ciertos contextos, tales como la cosmovisión, la etnología, la arqueología y demás aspectos culturales.

Las palabras en lengua maya son generalmente de una sola sílaba y las consonantes no tienen sentido sin la vocal. En los pueblos mayas, señala, la gente dice que la vocal es como la mujer: siempre va junto al varón, que es la consonante. No obstante, es la vocal la que da sentido a la voz.

El I Simposio de Cultura Maya Ichkaantijoo, cuyo tema es Los mayas del norte de Yucatán, comenzó el lunes 8 y termina el viernes 12 de diciembre. Las ponencias comienzan a las 9:30 de la mañana y terminan a las 2:30 de la tarde. La entrada es gratuita para todos.

El taller sobre Lingüística y Epigrafía es todos los días a media mañana.

 

 

Top