Vienen días difíciles para las milpas, según predicciones mayas

Feria de las semillas, una iniciativa campesina para preservar el los granos criollos.

Feria de las semillas, una iniciativa campesina para preservar el los granos criollos.

* Por BERNARDO CAAMAL ITZA, alias Arux Duende del Mayab. La temporada ciclónica del Atlántico inicia este domingo 1 de junio y será una temporada fatídica para la reproducción de la milpa y de la vida de quienes habitamos la península de Yucatán, de acuerdo con los recientes pronósticos mayas.

Según el Xok k’iin o las cabañuelas mayas, la humedad incursionará de forma temprana, aunque por tiempos muy cortos, y predominarán al final temporadas de intenso sol en los meses en que se cultivan las milpas.

La observación campesina vislumbró la llegada de un ciclón en junio –aunque los registros señalan que septiembre es uno de los meses más activos para estos fenómenos naturales– y precipitaciones importantes se registrarían en los Chenes (Campeche), parte de Quintana Roo, el Oriente; la región menos lluviosa será el centro poniente de Yucatán, cercanos a la ciudad de Mérida.

En este año, los nidos de la yuya (calandría), que los fabrican a la manera de una bolsa que se alarga o acorta, los fabricaron acortados y con algunas yerbas verdes (en lugar de secas), lo que refuerza el pronóstico de las cabañuelas de que en el periodo de cultivo de la milpa se enfrentarían momentos de sequía que podría afectar su producción.

El ch’och’lin o cigarras, al igual que el pájaro noom (la perdiz), infalibles pronosticadores de sequía, mostraron comportamientos preocupantes. El canto del primero los inició el 15 de abril, mientras que el del perdiz a mediados de enero.

En cuanto al pronóstico de los árboles (el jabín, el yáaxche’(ceiba), béek’ (roble) y abal (ciruelos), el ja’abin primero mostró una intensa floración y abundantes hojas, lo que señala que debido a las lluvias erráticas habrá titubeos de los productores y a la espera de los aguaceros las yerbas crecerán y para cultivar se requerirá mayor trabajo.

El ya’axche’ y el béek’ no florecieron. El primero no dio frutos en gran parte de Yucatán, sólo en algunos lugares, como en Kanasín, y eso para los mayas, significa señales de fenómenos climáticos próximos a observarse en el territorio peninsular.

El comportamiento de los los animalitos y de las plantas también son "indicadores" del tipo  de clima que sobreviene.

El comportamiento de los los animalitos y de las plantas también son “indicadores” del tipo de clima que sobreviene.

Respecto a los vientos portadores de humedad que provienen del oriente- cuya dirección el campesino saben interpretar-, entraron este año prematuramente (14 y 15 de mayo) ya que normalmente entran a finales del mes de mayo y principios de junio. De esta manera el Xok k’iin acertó en cuanto a la entrada del periodo lluvioso.

Sin embargo, a pesar de la entrada temprana de la humedad, es significativo que inclusive el 26 de mayo los ch’och’lines hayan seguido cantando aunque no prolongadamente. El canto significa que aún no se ha estabilizado el temporal lluvioso, es decir: que continúan algunos días de sequía o de menos lluvia, y eso ha afectado la siembra de la milpa en algunas regiones de Yucatán.

Pareciera que por momentos hay contradicciones entre los “indicadores” de algunos insectos y de los pájaros en cuanto a la presencia de la humedad o la persistencia de la sequía, pero al revisar más minuciosamente se concluye válidas las predicciones del Xok K’iin.

En estos momentos en que escribo estas experiencias campesinas, se deja sentir ligeras brisas húmedas, escucho asimismo el canto de los pájaros y de las ranas; y este último croa en el suelo sin importarle la luz del sol cuando usualmente lo hace en la copa de los árboles y de noche.

Reviso nuevamente las anotaciones de nuestros amigos que monitorean el estado del tiempo y cuyos datos me envían por Facebook, mientras que el calor hace sus estragos y en esos momentos el ambiente está impregnando de un fuerte olor a cedro, todos estos indicadores campesinos anuncian la proximidad de las lluvias.

Pero no olvidemos el Helón, fenómeno solar que proviene de la voz maya eela’an (quemado), que se observó en cielos peninsulares los días 22 y 25 de diciembre de 2013, fenómeno que coincidió con el solsticio que año con año se registran en las pirámides de Chichén Itzá.

El trabajo de los pronosticadores del tiempo mayas también incluye examinar los pronósticos que se hacen con medios modernos.

El trabajo de los pronosticadores del tiempo mayas también incluye examinar los pronósticos que se hacen con medios modernos.

Como Aruxes sabemos lo que significan estos datos para la gente de las comunidades donde vivimos: tenemos claro que es parte de los mensajes de los Yuumtsil (dioses mayas) para tenerlos en cuenta al momento de depositar las semillas del sagrado maíz en las sementeras.

Los aruxes que participamos en la red tenemos claro que es forma de colaborar con nuestras comunidades y demostrar la valía de los antiguos saberes mayas y de su estrecha relación con los diversos elementos que se encuentran en el síijnalil (ecosistema).

* Arux es, para los mayas, el pequeño ser mágico cuyo trabajo es cuidar la milpa. Con este nombre abanderamos el trabajo que se inició hace más de 19 años en comunidades mayas, a partir de la serie radiofónica ARUX K’AT, transmitido en la radio XEPET “La voz de los mayas” y en la ciudad de Mérida, en la 92.9 como parte del proyecto Radio Cadena en Lengua Maya.

Top