Un "chan dinosaurio" que cura el asma y los antojos

El iguanito Chóop en la palma de Fátima Tec

El iguanito Chóop en la palma de Fátima Tec

Un “pequeño dinosaurio” compartido en las redes sociales por una colega nuestra ha traído una vez más el tema de la medicina de los mayas.

Enfermedades como el asma, el miedo y la angustia, o el insomnio, o males graves como el cáncer, tienen cura en los pueblos mayas; y son curados de manera muy diversa, y algunas de maneras “asquerosas” si se quiere…

¿Asma? No hay problema. La curación es simple. En su propia vivienda es posible cazar un ratoncillo de nombre puuk, el cual se asa y se sirve en plato al paciente.

Pero si lo prefiere, cace un iguano. Uno de esos grandes y grises que les gusta habitar entre las piedras o los bloques. Desángrelo degollándolo y beba en seguida unos sorbos del líquido…

Y así, muchos remedios para otros muchos males.

Una fotografía en las redes sociales compartida por nuestra colega Fátima Tec Pool ha traído de nuevo el asunto a la mesa.

En uno de sus recientes incursiones en los montes por cuestión de trabajo, Fátima topó con un pequeño iguano (un “chan dinosaurio”, nos dice en broma) que fue un rico bocadillo en alguna etapa de su niñez. El animalito le llaman chóop en maya y su ingestión curaría por lo menos dos tipos de males, según testimonio de amigos: el asma y los antojos (pooch, en maya. Nótese cómo esta voz invertida dice el nombre del iguanito).

El iguanito Chóop que cura el asma y los antojos

El iguanito Chóop que cura el asma y los antojos

Ese animalito es medicina (ts’aak), comenta Teresa Pool Ix, madre de Fátima. Hace años, cuando todavía vivíamos en Ixil, un familiar nuestro solía cazar esos iguanitos y compartirlos. “A veces nos traía dos chóop. A Fátima le gustaban mucho y, ya asado el animalito, lo mordisqueaba contenta mientras andaba jugando”, nos cuenta por medio de una entrevista telefónica.

La manera de prepararlo es fácil, dice Teresa Pool: se le quitan los intestinos y el pellejito, se adereza con sal y pimienta y se pone al carbón.

Pero el animalito también sirve para quitar lo antojadizo (extremo) de la gente y desde luego, de las embarazadas. Si una mujer encinta se le antoja una fruta que está fuera de temporada es un gran problema. Para que el niño no sufra ningún daño es mejor administrarle a la futura mamá una ración de chóop. Viven los iguanitos en lo intrincado de los montes. Se busca debajo de las piedras, en los intersicios de las aberturas de los árboles.

No crecen mucho: no más del doble del que aparece en la palma de la arqueóloga, según Teresa Pool.

El hermano de nuestro amigo Sergio Canché Santiago, natural de Tabi (Sotuta), fue curado de sus antojos con el mismo remedio, según testimonio de sus propios padres.

Nuestros abuelos y padres mayas creían que las personas podían padecer de ansiedad de comer cierto tipo de alimentos (pooch), lo cual en su opinión no es normal, recuerda Sergio Canché. Entonces uno iba a los montes a cazar al pequeño iguano y está comprobado que “al momento de comerlo la ansiedad por la comida desaparece”, afirma el estudiante de Contaduría, orgulloso de sus raíces mayas y entusiasta promotor de su cultura.

  • Feliciano Sánchez Chan

    Leti’ le jach k’a’ana’an ba’alo’ob najmal k ojéeltik tia’al kmuuk’a’ankuunsik k ch’í’ibalo’. U yajile’ tumeen tak’pacho’on ti’ ba’ax ku k’a’ayta’al wáa ti’ bix u ya’ala’al unaj kkuxtale’ ku bin ktu’ubsik.

    Estos son los conocimientos trascendentales que debemos aprender para fortalecer a nuestro pueblo. Lo lamentable es que seguimos a pie juntillas todo lo que se difunde o lo que otros dicen que “es bueno” para nosotros y nos hacer olvidar.

  • Cirilo Selva

    Es un Ctenosaura defensor, endémico de Yucatán y Campeche clasificado en peligro de extinción a partir de 2010 NOM-059-SEMARNAT-2010

  • Anthony A. Velásquez

    CURA DEL ASMA EN VENEZUELA – “CENTRO MUNDIAL DEL ASMA” – PARA MAYOR INFORMACIÓN COMUNICARSE A LOS NÚMEROS INDICANDO LA EXTENSIÓN 266: (+58) 0241 – 831 – 25 – 62 — (+58) 0241 – 831 – 71 – 24 — O DIRIGIÉNDOSE AL CENTRO CLÍNICO “VALENCIA PLAZA”, VALENCIA, CARABOBO. — BLOG: goo.gl/4yuQQp

Top