Silencio sobre un accidente de estudiantes en Yaxcabá

combi yaxcaba

Una combi de Yaxcabá estacionada en Cisteil, durante el evento político del Día de la Raza.

Una evento político con apariencia cultural celebrado en Cisteil, antiguo pueblo de un líder maya, arrojó como saldo a varias personas heridas, presuntamente estudiantes, que iban en una ambulancia perteneciente al ayuntamiento de Yaxcabá.

Fotografías tomadas durante el evento muestran una ambulancia de traslado de Yaxcabá con jovencitas dentro y en el suelo un tambor de banda de guerra. 

Con motivo del Día de la Raza, la organización Kuxa’anon (Estamos vivos), que dirige el ex diputado del PRI Artemio Caamal Hernández,  organiza desde hace algunos años junto con los alcaldes en turno un evento en esta pequeña población que no tiene luz eléctrica aunque sus postes, lámparas y transformadores están colocados ahí desde hace diez años.

Testigos que volvían de Cisteil a Sotuta refirieron a el Chilam Balam que en una curva se había volcado una “combi blanca” en donde iban mujeres. Un hombre que había ayudado a una herida a incorporarse salió de la zanja con sangre en brazos y camisa.

Más tarde, testigos confirmaron la internación de personas heridas y que fueron llevadas de emergencia para ser atendidas a Peto, en donde está el hospital comunitario.

No hay información oficial sobre el incidente todavía.

En los últimos años, el Ayuntamiento de Yaxcabá ha celebrado anualmente un evento solemne en Cisteil para honrar la memoria del líder rebelde Jacinto Uc de los Santos Canek. No se sabe si por iniciativa propia o por instancias de Kuxa’ano’on.

En su discurso, el “promotor cultural” (vestido de blanco impecable), les recordó a mujeres, niños y hombres de Cisteil que “el desarrollo llegó” aquí gracias a sus gestiones que comenzaron hace siete años.

Un maestro de música prehispánica que llegó incidentalmente al lugar desde Quintana Roo y escuchó el discurso, comentó más tarde a sus alumnos y les recordó que “ese hombre que oyeron hablar ha hecho mucho daño a los pueblos indígenas. Por ejemplo, votó contra los derechos indígenas”, entre otras omisiones cuando ocupó cargos importantes.

Decenas de automóviles ­–provenientes de Yaxcabá, Peto, Tahdziu– habían llegado al lugar, un autobús de pasajeros, dos o tres camionetas antimotines.

Como no había luz eléctrica, los organizadores habían llevado consigo una planta eléctrica para usar el equipo de sonido. También llevaron sillas plegables y comida (tacos de lechón y juguitos de bolsa) que se sirvieron a todos los presentes.

Al antiguo pueblo que lideró Canek y que fue destruido se le llama hoy Kantirix 2 y a la entrada una gran pizarra informa al visitante atento que las obras que verá fueron hechas con “recursos propios”.

El Chilam Balam, que también estuvo en Cisteil, participó en U xíimbal maaya kaajo’ob (La caminata de los pueblos mayas) y la información la recogió de diversas fuentes.

Top