"Los aruxes son seres reales" y muchos testimonios hablan de su presencia en la ciudad

Bernardo Caamal Itzá y Silvia Terán, en la Pinacoteca Juan Gamboa Guzmán

Bernardo Caamal Itzá y Silvia Terán, en la Pinacoteca Juan Gamboa Guzmán

Los aruxes o aluxes son una realidad cultural y es inútil negar su existencia aduciendo razones “científicas”, y lo afirmo yo que me considero una científica, aseveró anoche la doctora Olga Silvia Terán Contreras durante su exposición acerca de estos pequeños seres del Mayab, que tuvo lugar en un recinto de historia sagrada ambientada con música barroca.

Aún más: a los aluxes se les encuentra incluso en la ciudad y en gran número, y lo sabemos por testimonios de personas oriundas del campo y de personas que son naturales de la ciudad, señaló la doctora, quien no obstante advirtió que el número de duendes está disminuyendo porque se les mata

En una sala con paredes cubiertas de cuadros de imágenes de pequeños aruxes pintados por niños del albergue de la CDI  Yaxcopoil, una cincuentena de personas acudieron la noche del jueves 21 a escuchar las charlas que fueron impartidas por el agrónomo y comunicador maya Bernardo Caamal Itzá y la doctora en Antropología Silvia Terán en la Pinacoteca del Estado Juan Gamboa Guzmán.

Uno de los cuadro de aluxes que ocupan dos salas del recinto

Uno de los cuadro de aluxes que ocupan dos salas del recinto

La existencia de los aruxes no está en duda, según la doctora Terán, y tan es así que es muy significativo que gran parte de los testimonios sobre la presencia de estos seres sean registrados en Mérida que es un área urbana. Muchos testimonios son de campesinos avecindados pero también los hay –y muchos– de quienes son nacidos en la urbe. Ante este panorama, los aruxes se vuelven omnipresentes, pues se les encuentra tanto en el campo como en la ciudad.

En su ponencia, la doctora Terán recordó que los aruxes son “creados” por jmeenes que tienen poderes extraordinarios y que estos pequeños seres pueden ser “asesinados” indirectamente cuando son indeseables, lo cual se hace de esta manera: en un rincón estratégico del área en donde se mueve se le construye una casita engañosa. Se colocan las columnas con maderas muy débiles a las que se sobrepone una pesada piedra como techumbre. El arux muere cuando las varillas vencen y la piedra lo aplasta.

Un campesino que requiere protección especial para su milpa acude a un jmeen (el hacedor) quien lo fabrica con trapo, cera o barro y le insufla vida en una ceremonia secreta. Pero sucede que a veces el arux queda huérfano (muere el amo) o es abandonado y vaga solitario en el campo sin que nadie lo alimente. Y se torna indeseable con el tiempo.

Hoy día están disminuyendo los aruxes, comenta la doctora a Bernardo Caamal. (Lo cual es un decir porque nadie ha hecho un censo de aruxes).

Una doctora sorprendió a más de uno cuando sugirió que podría considerarse al arux “una puerta” de donde nos llega a este mundo energía desconocidas de “otro mundo”, y cuando el arux muere “se cierra una puerta”, y fue cuando decidió no seguir hablando.

Segunda en hablar, la doctora, autora de una docenas de libros sobre la cultura maya, tuvo palabras amables sobre los conceptos vertido el Arux Duende del Mayab, tales como “lo respeto mucho”, “él mismo es un arux”, “Bernardo es un campesino moderno” y “no conozco a otro como él”.

Antes, Bernardo Caamal, en una exposición en que se apoyó con imágenes, habló sobre el arux que es una cuidador de la milpa pero que finalmente es el cuidador de toda la cultura, pues de la milpa deriva toda una cosmogonía. En su ponencia el arux era un ser obvio, un ser cuya existencia no estaba en duda.

En una charla en donde se explayó sobre su amor a lo suyo, una ponencia vertiginosa y lírica, el Arux Duende extendió su voz más allá del arux real y lo aterrizó en el cuidado de la tierra, del medio ambiente y del conocimiento del clima, y de la memoria nuestros antepasados que quienes heredamos lo que hoy somos.

En el evento, que fue organizado por la CDI-Yucatán con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas (8 de agosto), estuvo gente de tan disímiles quehaceres, entre ellos muchos estudiantes y académicos. También estuvo el enviado de la radio XEPET La voz de los mayas, Amadeo Cool, oriundo de Peto, que dio cobertura a la actividad.

Al inicio de las conferencias, el director de la Pinacoteca, arqueólogo Eduardo Zingler, mencionó el origen de la idea que se estaba desarrollando. “Cuando vi estos cuadros en la CDI pensé: ‘esto lo tenemos que exponer en el museo’; pero debíamos completarlo con una explicación de qué se trata el arux”. Y su idea iba a concretarse en ese momento.

La exposición “Los aluxes: seres extraordinarios”, inaugurada la última semana de mayo, podrá ser visitada hasta la primera quincena de octubre, cualquier día de la semana (excepto lunes). La entrada es gratuita los domingos.

En el idioma maya no existe la consonante r, pero actualmente se ha tomado prestada. De este mismo fenómeno deriva que los mayahablantes tengan dificultad de pronunciar la doble r, por una cuestión fisiológica.

Según nuestro amigo coterráneo Pedro Pablo Chim Bacab, también oriundo de Peto, señala que alux proviene de las voces aal (hijo, vástago) y uux, que es milpa en el idioma maya clásico. De ahí que alux sea el “hijo de la milpa”, o sea su cuidador.

Top