La literatura maya se abre camino en el mundo digital

Los escritores mayas Lázaro Kan y Jorge Echeverría, en Maní

Los escritores mayas Lázaro Kan y Jorge Echeverría, en Maní

Por CARLOS EDUARDO GÓNGORA. El ciberespacio ha permitido comunicarnos e intercambiar información de una manera vertiginosa, disparando el conocimiento a latitudes insospechadas. El tema ha fascinado y modificado el estilo de vida de muchos, su visión del mundo y del Otro, su ideología, su interpretación de la realidad.

Para otros, el internet es una estrategia para distraer a las masas de los verdaderos escollos políticos, que se ha vuelto un espacio para el ocio y la banalización del arte y de la vida misma, que promueve el plagio, la falta de originalidad, propaga la futilidad de contenidos, idiotiza a la gente, margina; en suma, que la Era de la Información de Castells enajena y nos aparta del entorno natural.

A la fecha, en México existen 53.9 millones de usuarios del Internet, de los cuales el 83 por ciento se conecta a las redes sociales. Según datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), el porcentaje de penetración de redes sociales entre usuarios de Internet es el más alto en el mundo; es decir, hay una creciente e inconmensurable ola de adeptos al Facebook, Twitter, Instagram y un largo etcétera, y desde luego, Yucatán no es la excepción.

Glorificar esta Sociedad de la Información tampoco es el caso de este artículo, pero las manifestaciones culturales que en el internet convergen nos permite, por otro lado, dar cuenta de algunos aspectos del estado de la cultura en el mundo maya contemporáneo, dado que los soportes digitales brindan nuevas formas de presentar al arte y la cultura. En Mérida se encuentra el foco radial de la conexión a internet. Las relaciones informáticas que allí se gestan han sido potencializadas por las redes sociales virtuales, blogs, foros de discusión, bolsas de trabajo, y el participar en este entramado de cultura digital posibilita nuevas formas de comunicación, intercambio de información, análisis e interpretación de obras artísticas y culturales generadas en la capital del Estado.

A más de 10 años de la creación del Facebook, un colectivo de escritores en lengua maya en Yucatán recientemente ha hecho uso de esta plataforma para compartir experiencias, textos, presentaciones de libros y actividades artísticas a nivel local, sin que eso signifique que personas no presentes en el Estado no se enteren de ello. Esto ha permitido de alguna manera, una relación más cercana con el Otro, con el no mayahablante.

El vehículo que motiva el contenido en dichos espacios y foros virtuales es la promoción de la lengua y cultura maya, ya sea en su manifestación artística, coloquial, histórica y agrícola.

Se trata de un esfuerzo notable en el aprovechamiento de los recursos virtuales por parte de reconocidos poetas y escritores que los han utilizado como herramientas para resignificar la cultura. Interesa en este caso la cultura maya como expresión individual (es el caso de escritores que publican cuentos, poemas, teatro) y colectivo (el caso de los escritores que gestionan el Cha’anil Kaaj / Festival Independiente de la Cultura Maya). Ana Patricia Martínez Huchim, escritora mayahablante de Tizimín, precisa que “hay que tomar los medios para dar a conocer las obras, sean los que sean. Ahora están de moda las redes sociales y es momento que nosotros las usemos. Si queremos difundir, hay que tomar los medios de comunicación.”

Páginas de Facebook como Aj Káan Ik’ti’ililo’ob / Escritores mayas, perfiles de la misma red social virtual de algunos escritores y promotores de la cultura maya como Feliciano Sánchez Chan, Pedro Uc Be (Lázaro Kan Ek), Ana Patricia Martínez Huchim, Vicente Canché Moo, Isaac Carrillo Can; blogs de noticias y crónicas del Mayab como El Chilam Balam, exponen abiertamente sus intenciones de divulgar la cultura maya. Estos perfiles se crean como una alternativa para la difusión, ya que, como asegura el maestro Jorge Cortés Ancona, jefe del Depto. de Fomento literario y Promoción editorial de Sedeculta, “uno de los obstáculos que se presentan para la difusión de la producción literaria en Yucatán es el de la distribución. Muchos intermediarios y pocas acciones, hay que ver costos, transporte, accesibilidad. Y muchas veces no es fácil coordinar instancias de gobierno para la consulta y venta de los ejemplares.” Admitió también que la digitalización de libros es una buena opción para la difusión de la literatura maya.

El escritor Feliciano Sánchez Chan precisó que [la digitalización de libros (formato PDF y demás)] “ofrece la gran ventaja de agilizar la circulación de los libros en otras partes del mundo”. De esa manera los libros producidos de forma local y consultados en otras partes del mundo han llegado a ser traducidos al inglés, francés, alemán, etc., difundidos en blogs y consultados por ciberlectores de otros idiomas.

Los escritores asumen que deben incorporar estrategias para la divulgación de su obra y de la cultura maya en general, utilizando las nuevas tecnologías para trascender el conocimiento tras los ojos que tengan algo en su pantalla qué mirar.

Top