La Jornada Maya: “No venimos a hablar de ustedes, venimos a hablar con ustedes”

Un bolígrafo que fue obsequiado en la presentación

Un bolígrafo que fue obsequiado en la presentación

Un periódico diario editado en lengua maya y en español, destinado a toda la Península de Yucatán… ¿Es esto en verdad posible?

En un contexto donde la cultura maya se ha usado sólo para “vender” turismo, en un contexto social donde la gente la han avergonzado de declararse maya y las instituciones educativas menosprecian nuestra cultura y especialmente nuestro idioma ¿es esto en verdad posible?

“Hasta no ver no creer”, dijo con escepticismo la escritora maya Elisa Chavarrea, en espontánea charla grupal después de la presentación de La Jornana Maya en línea, que habían hecho el escritor maya Jorge Miguel Cocom Pech y el representante de La Jornada, Fabrizio León, fotógrafo y editor.

Y no es que haya mala voluntad. Ahí estábamos muchos mayahablantes (aunque no nos hayan invitado de manera especial) para enterarnos de qué se trataba aquello que iba a ser presentado en el salón Ek Balam, en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI.

La Jornada Maya en línea fue presentada la noche de este jueves 12 de marzo y la primera edición impresa repartida gratuitamente a los presentes después del breve evento que tuvo lugar en el marco de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán 2015 (Filey 2015).

“No venimos a hablar de ustedes, venimos a hablar con ustedes”, había dicho Fabrizio León al tomar segundo la palabra, y dejó en claro que presta voz a la directora general de La Jornada, Carme Lira Saade, que él sólo es un enviado.

En su alocución, el periodista recordó la creación, hace 30 años, de este medio de información en un contexto de inseguridad nacional y caos, como el actual. “Hubiéramos deseado un contexto social diferente” en esta ocasión, lamentó el fotógrafo y editor, y dijo que La Jornada llega a Yucatán en un plan amistoso con el gobierno, empresarios y las comunidades académicas y artísticas.

Fue una exposición breve y de tono modesto y conciliador. Venimos en busca de refugio, dijo León, contrastando la actitud estereotipada de los “capitalinos” en “provincia” de engreídos, pretenciosos y prepotentes.

Poco antes, había abierto la presentación el escritor Jorge Cocom, quien acompañó a León en el presídium. Después de leer un texto en lengua maya, Cocom pidió casi enseguida la libertad de Pedro Canché Herrera, periodista preso desde agosto pasado en Felipe Carrillo Puerto y a quien se le sigue un proceso judicial irregular.

Cocom presentó también al reconocido lingüista Fidencio Briceño Chel a quien invitó personalmente, dijo, a asesorar el proyecto. El concepto K’iintsil (Diario) fue propuesta de Fidencio Briceño, informó Cocom quien también es un activo colaborador del llamado Festival Internacional de la Cultura Maya (FIC Maya) que organiza el gobierno del Estado de Yucatán.

 

kintsil“Un periódico editado en lengua maya será histórico”, señaló el escritor Oscar Sauri Bazán quien estuvo presente en el Ek Balam lleno de invitados. “Será un parteaguas en un medio donde históricamente esta actividad la ha desempeñado con mayor peso una sola familia”, señaló. “Ni los gobiernos de la Península han cumplido con su obligación de promover el uso de la lengua maya”, agregó Sauri: por eso es “significativo que haya tenido que venir gente de fuera para hacerlo”.

Algunas preguntas que habían quedado al aire fueron encontrando respuesta un poco por aquí y un poco por allá. Por ejemplo: ¿cuándo saldrá la edición impresa número 1, ya que tenemos en nuestras manos la 00? “Será en cuestión de tres o cuatro semanas”. ¿Y el precio? “No se ha establecido pero es de suponer será lo mismo que cuesta la edición nacional [de 10 pesos]”, nos comentó Andrés Silva Piotrowsky, artista visual radicado en Mérida, que participa en el proyecto. “En la ciudad de México se imprimió la edición 00, pero la idea es imprimir las siguientes en Mérida”, agregó. “Se imprimirá en maya y en español”, había dicho antes Cocom, lo cual había arrancado eufóricos aplausos.

Al término de la lectura de Fabrizio León, se proyectó un vídeo en que se mostró la web de La JornadaMaya.mx (hasta esta mañana las informaciones seguían siendo las mismas) y las prensas de La Jornada imprimiendo la edición 00 del rotativo que ha causado mucho entusiasmo en algunos sectores. Dio por terminada la presentación la irrupción de una voceadora (que sí voceó) que traía ejemplares de cortesía que repartió a los presentes.

Las expectativas que produce La Jornada Maya en línea son muy diversas, y algunas muy amplias. Uno de los puntales del Festival Independiente de la Cultura Maya Cha’anil Kaaj, el doctor Miguel Güémez Pineda, investigador de la UADY, expresa: “Confío en que conserve su sentido crítico y de compromiso social que ha mostrado desde su origen el periódico capitalino. Que sea un verdadero portavoz del sentir del pueblo maya peninsular (a través de la participación crítica de intelectuales, artistas, creadores y promotores culturales), y que predomine la pluralidad de ideas, que es fundamental para la comprensión de nuestra cultura y la transformación de nuestra realidad como pueblo maya sujeto a racismo, discriminación, pobreza, marginación.”

Y mientras Cocom y Briceño firmaban ejemplares 00 de La Jornada Maya, nosotros nos retiramos bajo la lluvia y vientos nocturnos imaginándonos a las familias mayas, de la ciudad y de las poblaciones por donde solemos andar, sentadas a las afueras de sus viviendas, leyendo un periódico en lengua maya.

Top