Gran interés en aprender la escritura glífica de los mayas

La rusa Galina Ershova

La rusa Galina Ershova

El Centro de Epigrafía Maya Yuri Knórosov cumplió este 20 de marzo de 2015 un año de presencia en Yucatán, sus expectativas han sido alcanzadas con creces y espera cosas mejores en el futuro a corto plazo, según informó esta mañana su directora, la rusa Galina Ershova.

De su puñado de ofertas, la que tiene más demanda es la epigrafía pues acuden a los cursos de tres niveles que se imparten alrededor de 50 a 60 estudiantes. Pero también ven mucho potencial al idioma ruso y los estudiantes comprenden bien el espíritu ruso, según Ershova.

En una exposición breve, la estudiosa recordó que la cultura maya es la más importante en Mesoamérica por su escritura rica en contenidos en la que se está trabajando aún, de ahí la necesidad de la elaboración de un atlas epigráfico que está en marcha.

“Son tantos proyectos que tenemos que mejor no hablaré de ellos”, dijo Galina Ershova, quien fue alumna del famoso epigrafista Yuri Knorozov, descifrador de la escritura glífica a partir de imágenes registradas por Landa en la Relación de las cosas las cuales cotejó con otras contenidas en el Códice Dresden.

Respecto al atlas epigráfico refirió que este año se ha trabajado intensamente en ello y se ha controlado mejor la participación de especialistas extranjeros los cuales si descubren inscripciones “lo guardan sólo para ellos” (olvidándose ella misma que también es extranjera). Si bien hay registros previos de inscripciones hechos por otros, sin embargo ahora se realizan usando las técnicas necesarias para que claramente sean leíbles y en el futuro los estudiosos puedan consultar la base de datos con total confianza, explicó.

Fue una exposición muy parca, con líneas muy generales, que para el reportero curioso puede ser frustrante.

No obstante, si bien la señora Galina Ershova goza del apoyo del gobierno de Yucatán, no goza de lo mismo en los círculos académicos del área maya, según versiones recogidas por elchilambalam.com

“El gobierno, como es usual, se encandila con los extranjeros, y les dan mucho vuelo”, comentó al cronista una especialista del INAH Yucatán. “No entiende la cultura maya y por consiguiente sus interpretaciones glíficas están fuera de la realidad, se burla de los mayas antiguos y es prepotente”, dijo a su vez un maya q’eqchi’ involucrado en el estudio epigráfico desde hace casi 20 años.

“Lo peligroso del asunto para nosotros los mayas de acá [Guatemala], lo veo como maya, es que a veces imparte conferencias o talleres en algunas universidades o centros a personas que no conocen o no saben nada de la escritura jeroglífica, llegan a creerle y se vuelcan contra el trabajo que se ha venido haciendo desde los estudios epigraficos serios”.

“El Centro Knórosov debiera llamarse mejor Centro Galina”, bromeó el epigrafista.

En el área maya trabajan epigrafistas de diversos países y de corrientes diferentes (estadounidenses, alemanes, rusos).

Top