Familiares de jornaleros detenidos en Holbox protestarán ante la Profepa de Cancún

Fotografía de Profepa

Fotografía de Profepa

Familiares de jornaleros mayas detenidos en Holbox protestarán este jueves 21 a las puertas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Cancún y exigirán la libertad de sus parientes que están presos desde el 24 de julio acusados de talar mangle y ch’it.

En un mail enviado a elchilambalam, un familiar de los detenidos informa que la protesta se llevará al cabo este jueves 21 a las 8:30 de la mañana, y que invitan a participar a amigos, organizaciones y comuneros de Holbox.

Los jornaleros fueron detenidos en una operación espectacular el 24 de julio “originada por denuncias ciudadanas”, entregados a la PGR en Cancún el mismo día y declarados formalmente presos el 1 de agosto, según boletines de la dependencia federal.

En una carta escrita a mano y cuya copia obra en manos de elchilambalam, los jornaleros relatan la manera en que fueron detenidos: como delincuentes peligrosos, llevados a escondidas y retenidos en lugares que desconocían, sin recibir alimentos ni permitirles que se asearan, sin saber de qué se les acusaba incluso cuando fueron entregados en la PGR de Cancún.

Según la misiva, el jueves 24 de julio los jornaleros estaban a punto de comenzar su labor cuando integrantes de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Profepa irrumpieron donde estaban, los encañonaron y mantuvieron con las manos en alto y los sacaron de Holbox en una embarcación de la Armada de México.

Ya fuera de Holbox los hicieron transbordar a un vehículo terrestre también de la Semar y llevados por unas brechas con el fin de “escondernos” en un sitio donde estuvieron entre 40 minutos y una hora. Según cálculos hechos a ciegas (sus relojes les fueron confiscados), creen que este punto se ubica a unos dos kilómetros de Chiquilá. Enseguida fueron llevados a esta comunidad y fueron “escondidos” detrás de una gasolinera, todavía ignorando cuál era el motivo de su detención.

De la gasolinera fueron transportados durante dos horas, tras lo cual vieron que arribaron a la PGR de Cancún. Bajados de los vehículos y llevados a unas celdas, los detenidos todavía no sabían de qué se les acusaba.

Uno de los jornaleros, Víctor Cocom Dzib, quien convalecía aún de una segunda cirugía de hernia, fue lastimado durante la detención y sufría una inflamación severa estando en los separos. Sin embargo sólo fue atendido a muy altas horas de la noche.

Detenidos alrededor de las 10 horas del jueves, los jornaleros recibieron alimentos alrededor de las 9 de la noche, y luego de 48 horas en las celdas no les habían permitido lavarse ni bañarse.

Cumplido el plazo de 48 horas no sabían aún de qué se les acusaba.

La carta de los detenidos exhiben las firmas de las siguientes personas: Sergio Montan, Víctor Cocom Dzib, Ismael Chacón Rosado, Roberto Carlos Peralta Abán, Eleazar Arturo Peralta Abán, Reyes Gaspar Chi Aké, Carlos Pisté Chi, Alfredo Sánchez Marfil, Alfredo Poot Balam, Abdiel Mena Cruz, Wálter Pinzón Kumul, Lorenzo Poot Canché, Perfecto Pisté Chi, Eliseo Noh Cuxin, Alberto Lugo Canul y Alfredo Canul Abán.

Según boletines de la Profepa, que sin embargo destacan puntualmente la celeridad de sus “7 inspectores (de Profepa), 7 peritos ministeriales, 1 elemento del Ministerio Público y 5 elementos de la Marina”, los jornaleros fueron detenidos el 24 de julio por “el desmonte de una zona de manglar en un predio de la zona suroeste de la Isla Chica de Holbox, municipio de Lázaro Cárdenas” y que “el Ministerio Público decidió acusar a las personas por la afectación que se dio al mangle y palma chit (…) especies catalogadas como amenazadas.”

No obstante, los jornaleros afirman que estaban en el lugar verificando las brechas y los límites de ciertos terrenos que el comisario ejidal les había donado para que trabajaran, y en ese momento estaban acompañados de topógrafos. Y no cortaban nada. Las palmas que se ven en las fotos de Profepa hacía tiempo que fueron cortadas e incluso ya retoñaban nuevas cuando ocurrió el incidente

Una opinión general es que los comuneros son víctimas de una maniobra política para demostrar a los ejidatarios que oponen resistencia al proyecto Ensenada el tratamiento que van a recibir si continúan con su resistencia.

En la protesta de este jueves ante la Profepa, participarán además de las familias de los retenidos, la Red Nacional de Padres de Familias, la Red de Ejidos de Quintana Roo y la Unorca. Se espera que amigos solidarios y organizaciones de derechos humanos apoyen con su presencia.

Holbox está en el centro de la atención pública por un polémico proyecto, Ensenada, que encabezan poderosos empresarios de Yucatán, entre ellos el ex dueño de Grupo Bepensa, Fernando Ponce García. Los ejidatarios afirman que fueron engañados y despojados de sus tierras en donde se pretende construir hoteles, campos de golf, zonas residenciales y comerciales.

Top