Cenote de Homún exhibe una mano impresa antigua

Por FÁTIMA TEC Pool, arqueóloga de Grupo Espeleológico Ajau

Mano impresa en el cenote Tza u juum k’at de Homún,Yucatán

Quién iba a imaginarse que el tan conocido cenote llamado Tza u juum k’at pudiera darnos sorpresas.
“Sonido de barro”, así traduce la gente el significado de su nombre y se debe a que cuando sus aguas se mueven y golpean contra la pared hacen un sonido muy peculiar. Un sonido parecido al que hace el agua en una tinaja de barro cuando ésta es transportada.
Tza u juum k’at está ubicado frente al cementerio de la población de Homún y es uno de los cenotes más conocidos de Yucatán.
Desde los años setenta ya se tenía registro de que era bien conocido, de modo que no se sabe con exactitud cuánto tiempo atrás hace que se inicio a popularizar este balneario natural.
El lugar está conformado por una sola bóveda cuyo cuerpo de agua azul profundo y alberga espeleotemas como estalactitas, estalagmitas y columnas. Para un acceso más fácil al lugar se ha adecuado colocando una escalinata y barandales.
Como durante mucho tiempo el lugar estuvo abandonado, es decir que no estaba regulado por una cooperativa para controlar el acceso como hoy día, el cenote fue el lugar de reunión de vándalos quienes dejaron en las paredes grafitos.

Un hombre posa en la profundidad de la cueva

A inició de 2017 Eladio Euan, un guía de naturaleza de la comunidad tuvo la fortuna de encontrar en una pared la silueta de una mano, detalle que le llamó mucho la atención porque en la comunidad hay algunas cuevas con presencia de manos impresas. Haber identificado este dato en el marco de una pared repleta de grafitos es todavía más meritorio.
En la primavera de 2017 el Grupo Espeleológico Ajau fue invitado a través de Juan Euan para la verificación de la autenticidad de la mano. Se trata de la impresión de una mano derecha en la técnica al negativo. Su posición es extendida y los dedos índice y pulgar se encuentran levemente flexionados. La coloración negruzca sugiere el uso de un pigmento de carbón pulverizado aunque el paso del tiempo ha hecho que pierda color. A esto se agrega la agresión física a la pared que afecta directamente a la impresión.
El hallazgo de esta mano en el cenote agrega un valor cultural adicional a su belleza y es un buen pretexto para ir a conocerla en estos tiempos en que Homún se ha posicionado como una de las comunidades que ofrecen un servicio  turístico regional.

Aguas cristalinas de Tza u juum k’at

Top