"Amor bajo la lluvia", un nuevo poemario en lengua maya

Los poetas Oscar Sauri Bazán y Feliciano Sánchez Chan, el lunes en la Filey

Los poetas Oscar Sauri Bazán y Feliciano Sánchez Chan, el lunes en la Filey

Amor bajo la lluvia es el nuevo libro del escritor y poeta maya Feliciano Sánchez Chan, el cual se presentó oficialmente este lunes en la noche en el marco de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán (Filey), en el módulo del Ayuntamiento de Mérida.

Acompañado de familia y amigos, Feliciano Sánchez también leyó tres poemas contenidos en el libro y leyó sus respectivas traducciones, con fondo musical que estuvo a cargo de sus hijos.

“A este libro me unen sentimientos entrañables, primero porque es un libro hecho con amor, por amor y para el amor”, refirió el poeta Oscar Sauri Bazán, quien tuvo a su cargo la presentación. “Aquí tenemos un poemario de Feliciano construido piedra a piedra palmo a palmo de amor, de pasión, en una palabra hecho de vida, porque la pasión humana y el amor son la vida misma; solamente sostienen al hombre la pulsión de vida y la pulsión de muerte; el amor inunda de vida las almas y los cuerpos de las gentes y el desamor enferma y mata a los amantes”, afirmó más adelante el escritor, y envidió a quienes leerán este libro en ambos idiomas, en maya y en español.

Oscar Sauri también criticó que las lenguas originarias sean presionadas hasta su desaparición. “Este libro es también una nueva, y por suerte, no última oportunidad, para reflexionar en torno a la importancia de las lenguas autóctonas en todo el país mexicano, ya que, forman parte de nuestra cultura. Pero a través de los años, en particular en el siglo XX, se han ido desvalorizando nuestras lenguas y se van perdiendo día a día una mayor cantidad de hablantes ya que temen a ser reprimidos por la sociedad en la que se desenvuelven”, y “debido a esta represión (…) tienden a desaparecer y son éstas las que nos distinguen de los demás países”.

Al tomar la palabra, Feliciano Sánchez dejó en claro que a la mujer no “se la quiere” como pretenden algunos, sino se la ama. “Algunos hablantes contemporáneos han declarado a través de ilustres versos o estrofas de canciones ‘In k’áatech’ como ‘te quiero’, pero en maya a la mujer no se le quiere, se le ama, por lo que cabe aclarar que esta expresión aunque dicha con palabras mayas, es un lugar común que guarda la estructura de la lengua española.

“En tanto que en maya, la palabra amor se dice yaamaj, que se traduce como amado; yaabilaj, como el ser amado y lo mismo que yaakunaj, solo que esta última –y que parece ser de la que deriva todas las formas posibles de sustantivar el sentimiento recíproco–, a su vez deriva de yajkuunaj o ajkúunaj que quiere decir concertar, o sea, coincidir, acordar, estar de acuerdo.

“No podemos descartar la interpretación que algunos hace cuando afirman que la palabra viene de yaj, dolor y cun, confiar y tener confianza. ¿Y de qué otra cosa ha de ser el amor si no es de concierto en los sentimientos; si no es de coincidencia en muchos aspectos; si no es de acuerdos y si no es de confianza entre ambos seres que se aman?

Y cerró para luego dar lugar a la lectura de sus poemas: “Pero como resulta imposible definir el amor, curémonos de salud diciendo que:

El amor es un punto de partida

Y ay de aquél que no ha llegado

El amor es un refugio

Y ay de aquél que no ha naufragado

El amor es una maldición

Y ay de aquél que se sienta a salvo

El amor es un veneno que da la vida

Y ay de aquél que no ha muerto amando

El amor es un pecado mortal

Y ay de aquél que no ha tirado la primera piedra

 

El amor es el silencio más fino

Afirma el gran Sabines

Que con su estruendo nos vuelve a la tierra

El amor es una barca, sin vela y sin remos

Que no lleva siempre a ninguna parte

El amor es la cárcel que nos libera

Mientras permanezcamos atados

a los besos de la mujer amada

el amor es un misterio de dios

al que uno se somete siempre

el amor es una espina de chukum

que mientras más la intentas sacar

más se te hunde en la piel

el amor es el pan nuestro de cada día

el amor vive huyendo de su propio fantasma

y solo encuentra refugio en nuestro corazón

el amor no envejece

si más lo cultivas

más rejuvenece

El nuevo libro Yaamaj yaanal cháak, que contiene 64 poemas con sus respectivos traducciones al español, luce en su portada una fotografía de la escritora maya Carolina López, hecha por la profesional de la lente Patricia Martin Briceño.

Amor bajo la lluvia está a la venta en la Filey, en el pabellón de libros sobre Cultura Maya, en donde figuran varios autores mayas, algunos apostando a ediciones muy modestas, como la impresión de su obra en fotocopias y engrapadas por ellos mismos (un ejemplo es el Xíimbalo’ob. Caminadas, del poeta maya Lázaro Kan)

Top