Aluxes, pequeños médicos

Presuntos aluxes cuidan una fuente de alimentos

Presuntos aluxes cuidan una fuente de alimentos

Los aluxes, además de “peludos” y bromistas, son grandes curadores.

La mañana del jueves, elChilamBalam desayunó con un grupo de amigos en un domicilio particular, y entre los varios temas que se tocaron, aparecieron los wáay (brujos que se convierten en animales) y los aluxes… No podían faltar los pequeños duendes del Mayab.

En los últimos momentos del ágape, el maestro Jorge Alvarez Rendón, cronista de Mérida, contó un trío de historias mayas que ha escuchado de boca de los mismos involucrados, entre ellos la curiosa aparición de un wáay k’éek’en (hombre convertido en cochino) y de un pixan (alma) que regresa a consentir a su hija en el desayuno. Pero él contará mejor por escrito lo que nos ha contado a viva voz en la mesa.

Nuestra nueva amiga Hilda sacó a colación el caso de los aluxes. En casa de su hermana, cuya propiedad es algo extensa según parece, se aparecen los aluxes (o aruxes) y le hacen bromas pesadas. “Ella los ha visto”, afirma. “Están chaparritos y están peludos”…

En la tarde del mismo jueves, los aluxes aparecieron de nuevo en nuestra sesión de creación literaria. Nuestra compañeras, valiosas mujeres crecidas en la cultura maya, hablaron sobre las cualidades médicas de los aluxes.

“Los aluxes también curan”, recordó una joven profesional mayahablante, natural de Yaxcabá. Y contó el caso de un campesino que tenía en muy mal estado las costillas de lado derecho. Una noche el hombre sintió que lo auscultaban. Vio cómo unos hombrecillos le abrían el costado, movían las piezas óseas y se lo reacomodaban como un rompecabezas. Quería despertar, se esforzaba por abrir los ojos pero no podía. Cuando finalmente abrió los ojos todo ya estaba hecho. Notó con sorpresa que ya no le dolía nada y nunca sufrió más.

Otra historia la refirió nuestro mentor. Un hombre sufría en su hamaca a causa de una bala que recibió en su hombro derecho, durante una fallida jornada de cacería. El hombro, en sueños, sintió que le estaban manipulando el área herida. Quiso abrir los ojos pero no pudo. Al amanecer despertó sorprendido al notar que su herida había desaparecido y que ya estaba completamente sano.

Historias increíbles. Este es el mundo mágico del mundo maya vivo.

Los aluxes son creados por jmenes poderosos y entregados al campesino para que cuide las milpas. Al alux hay que alimentarlo pero sucede a veces que el amo ya no lo quiere y lo abandona, o simplemente el amo muere, y el duendecillo se queda vagando solitario.

En una población del sur, una familia “tranquilizó” las bromas de presuntos aluxes con dulces y cigarros, cuenta una compañera, pariente de la familia afectada. Y parece será por largo tiempo porque el domicilio está ubicado cerca de una gruta, lugar en donde moran las criaturas.

No puede eliminarse al alux con medio humanos (un balazo, por ejemplo) pero los mismo jmenes saben cómo devolverlo a la nada, y nosotros lo hemos contado en una historia previa.

Top