Homenaje a una piedra angular de la música sagrada de los mayas

Frente de la humilde casa del músico Vicente Ek, en Yaxley, Felipe Carrillo Puerto.

Frente de la humilde casa del músico Vicente Ek, en Yaxley, Felipe Carrillo Puerto.

El sábado 28 de septiembre elChilamBalam conoció al abuelo Vicente Ek, un representante importante del llamado Mayapax o música sagrada de los mayas. Lo escuchó hablar suavemente, acostado en su hamaca, su bastón de madera encorvado sobre sus muslos flacos.

Enseguida su memoria voló a años tan lejanos, cuando entonces era una estrella cultural y los gobiernos y los hoteles y los intermediarios culturales lo traían y llevaban para hacer una demostración de la cultura maya. Cuando los investigadores lo buscaban para pedirle información que les permitiera escribir nuevos libros.

Su maya caía como llovizna en una tarde soleada. ¡Qué delicia escuchar a ancianos como él! He aquí a una persona a la que valdría la pena escuchar largamente.

Famoso ayer, pobre y abandonado hoy. Olvidado por gobierno, hoteleros e intermediarios, Vicente Ek yace en su hamaca, enfermo y esperando la muerte solo.

Para repudiar el olvido al que condenan a los abuelos mayas, la Caravana de los Pueblos Mayas hará un pequeño homenaje a Vicente Ek en su natal Yaxley (Felipe Carrillo Puerto) este viernes 11 de octubre a partir de las 13 horas.

El parque de Yaxley

El parque de Yaxley

Formador de varias generaciones de profesionales de la música, conocedor de los orígenes guerreros y sagrados de la música Mayapax y conocedor de los cantos de la Guerra de Castas, Vicente Ek es hoy un claro ejemplo de cómo viven actualmente en todo el territorio peninsular los legítimos herederos de esta gran cultura originaria.

Los músicos del Mayapax deploran que desde hace muchos años han compartido sus experiencias y conocimientos musicales a los estudiosos, y que casi nunca llegan siquiera a conocer los frutos de la investigación.

Apoya este viernes a Vicente Ake y repudia el sistema que se deshace de sus depositarios luego de exprimirles todo cuanto se pudo.

Top